VENDAJES Y FIJACIONES – Araceli Calvo Aguado

VENDAJES Y FIJACIONES
Araceli Calvo Aguado Hospital Ars Veterinaria. C/ Cardedeu, 3. Barcelona 08023. ESPAÑA a.calvo@arsveterinaria.es

XIV CONGRESO NACIONAL DE AVEACA – XI CONGRESO FIAVAC Bs. As. 11 y 12 de Setiembre de 2014 Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina
P: 22

 

La definición de vendaje es ligadura que se hace con vendas o con otras piezas de lienzo, dispuestas de modo que se acomodan a la región del cuerpo donde se aplican. Se utiliza para cubrir lesiones cutáneas, fijar el material de curación, evitar la contaminación de la herida, inmovilizar lesiones traumatológicas, y producir compresión para detener hemorragia. En el campo de las heridas y la cura húmeda tiene un papel muy importante, ya que sus funciones son imprescindibles para la curación correcta: protección de la herida para mantenimiento de temperatura y humedad, absorción de exudados, y protección física y microbiológica. Además inmoviliza el área lesionada y aporta una apariencia estética a la cura de heridas. El tipo de vendaje que se usa en éste campo es el denominado vendaje blando o contentivo, porque no ejerce compresión ni inmoviliza totalmente la zona afectada. Se compone de tres capas: capa primaria, secundaria o intermedia y terciaria o externa. La capa primaria está en contacto directo con la herida. Es la capa que aplica el tratamiento elegido tópico y es la más variable debido a la inmensa cantidad de productos que existen en el mercado. La elección viene determinada por el tipo de herida, fase de cicatrización, capacidad de absorción y complicaciones del proceso. La capa secundaria consiste en capas de algodón, natural o sintético, dispuestas de forma ordenada para proporcionar un acolchado que hará las funciones de protección física y calor al lecho de la herida, absorción de exudados y reducir el riesgo de compresión isquémica al aportar una presión más uniforme por toda el área cubierta. La capa terciaria es la capa externa que fija y da cierta tensión a las capas anteriores. Da estabilidad y duración al vendaje y aporta apariencia estética. Una de las complicaciones más frecuentes de los vendajes es el desplazamiento, que anula todas las funciones deseadas. El paciente lo desmonta con lamido o mordiscos, o con movimientos rápidos de sacudida (es típico de los felinos). Hay regiones anatómicas que presentan serias dificultades para su fijación y otras regiones que con el movimiento van haciendo perder tensión a las capas. También la aplicación del vendaje cuando la zona presenta inflamación y la posterior reducción del edema inflamatorio, así como la atrofia de la musculatura inmovilizada, hacen que el diámetro del área vendada se reduzca y el vendaje quede flojo, quedando suelto y afuncional, o desplazándose. En lesiones muy exudativas el vendaje se va empapando al retener la humedad, por lo que pesa mucho más que en el momento de la aplicación y puede producir su deslizamiento. Para evitar el desplazamiento o la retirada del vendaje por parte del paciente podemos usar collar isabelino, o agentes tópicos amargantes. Existen en el mercado diversos pulverizadores de sabor desagradable sin toxicidad para rociar sobre el vendaje y desalentar el lámido. Otra opción mejor vista por el propietario de la mascota es el uso de mallas de venda tubular por encima del vendaje, o sus propios “vestidos” o camisetas. En regiones corporales de movimiento (cola y extremidades) es conveniente la aplicación de estribos: tiras de esparadrapo que intercalamos entre la capa primaria y la secundaria, que van a dar más estabilidad y fijación al vendaje. La cinta adhesiva en todas sus versiones de tamaño va a ser un aliado: podemos unir los bordes de vendaje con piel adyacente y cruzar tiras para anclajes más lejanos. Otra complicación de consecuencias graves es la compresión isquémica de los vendajes. Un vendaje muy apretado puede provocar compromiso arterial que conlleve a hipoperfusión severa. La obstrucción del flujo provoca trombosis en los vasos, y edema en los tejidos isquémicos que agravan la disminución de la perfusión tisular. Las complicaciones varían en función de la gravedad de la isquemia, el tiempo de evolución y el tratamiento establecido de urgencia: daño tisular en la extremidad (necrosis), y complicaciones sistémicas graves debidas a la reperfusión. En muchos casos los tejidos afectados son vulnerables a las infecciones que empeoran y cronifican las lesiones. Es muy importante que para aplicar las vendas elásticas se desenrolle fuera del vendaje, y se aplique sin presión. Hay que ser prudente con la venda cohesiva que tiene mucha elasticidad, mejor no estirarla nunca durante su aplicación. Es conveniente instruir al propietario sobre los signos de alarma: si el
XIV CONGRESO NACIONAL DE AVEACA – XI CONGRESO FIAVAC Bs. As. 11 y 12 de Setiembre de 2014 Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina
23
paciente está incómodo, se lame el vendaje o lo muerde, es mejor que acuda a rechequear el estado del área vendada. Si el vendaje se aplica en una extremidad se pueden dejar los dedos centrales expuestos para vigilancia del estado circulatorio. La compresión isquémica suele afectar dentro de las primeras 24 horas desde la aplicación del vendaje. Ante la mínima duda es mejor que se deshaga el vendaje para la evaluación del estado de la herida y la zona cubierta. Según la localización de la herida se seguirán ciertas estrategias para cubrirlas. Los vendajes en la región de la cabeza sirven para heridas de piel, por traumatismos o mordiscos en zona frontal, temporal y occipital. También es frecuente para cubrir en el postoperatorio de otohematomas o cirugías de conducto. Aunque afecte solo una oreja se aplica en la totalidad de la cabeza para dar estabilidad, ya que el paciente suele sacudir insistentemente si nota que no está bien fijado. Un práctico vendaje externo para esta zona es un trozo de venda tubular o un trozo de panty de mujer. Los vendajes en la zona torácica o abdominal suelen desplazarse mucho menos que otras regiones. Cuantos más anchos los hagamos mejor anclaje y más estabilidad van a presentar. Es importante recordar que en machos caninos se debe respetar la zona prepucial. Más dificultad presenta el área pélvica, inguinal y lumbar caudal. Son puntos anatómicos difíciles y requieren una inserción más estudiada y mayor práctica. Requieren fijaciones al tronco. Las heridas en la cola suelen ser frecuentes por fracturas, traumatismos, exéresis de tumores o amputación. El vendaje es sencillo, pero para prevenir el deslizamiento se ha de realizar fijación con cintas laterales (estribos). En la pata cuanto más distal es la herida, más sencilla es la aplicación del vendaje. Si se ha de cubrir totalmente la zona digital se aplicaran algodones entre los dedos para evitar la maceración y formación de úlceras. También hay que proteger espolón y almohadilla accesoria antes de cubrir con la capa secundaria. Si la lesión es en rodillas o zonas más proximales, el vendaje se realizará con anclaje troncal, similar a los del área pélvica. El vendaje en los codos se usa en cirugía codos traumatológica, úlceras por presión, higromas, traumatismos y neoplasia de piel o tejidos blandos en esa localización. Lo más importante es el acolchado para evitar el trauma del animal cuando se apoya, y prevenir tanto el desplazamiento como la posible compresión al flexionar la extremidad. Por último, en áreas de difícil vendaje con heridas de tamaño reducido se puede usar la técnica del vendaje amarrado. Lugares como cabeza zona rostral, cuello, zona pélvica en protuberancias, perianal e inguinal son difíciles de cubrir con vendajes convencionales. Así mismo es útil en heridas que requieren tratamiento frecuente o inspección diaria de la herida. Se realiza con sutura Monofilamento no reabsorvible 2/0, haciendo lazadas amplias a unos dos centímetros del borde de la herida, por todo el perímetro. Se aplica apósito o gel como capa primaria, gasas como capa secundaria y por último se amarra el vendaje con cintas cruzadas por encima, uniendo desde lazadas en extremos opuestos.

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relacionada con los an

Ver más

Participaron del XVI Congreso Nacional de AVEACA

MSD Elanco Merial Brouwer Boehringer Sieger DFV Difimed Labyes Panacea Gestor Holiday Zoetis Diagnotest Intermedica Jaulas HB Pañopet Mayors Medica Gepsa Vetonco Media Tec Conrado Amrra Chemovet Honotio Miñoz VonFranken Guzman Dixter

Main Sponsor

Eukanuba