UTILIZACIÓN DEL CRITERIO DISHA Y OTRAS CATEGORÍAS DIAGNÓSTICAS PARA EL SÍNDROME DE DISFUNCIÓN COGNOSCITIVA EN PERROS – Mentzel y Snitcofsky

UTILIZACIÓN DEL CRITERIO DISHA Y OTRAS CATEGORÍAS DIAGNÓSTICAS
PARA EL SÍNDROME DE DISFUNCIÓN COGNOSCITIVA EN PERROS
Mentzel, R. E.*1; Snitcofsky, M.2
1Centro de Especialidades Médicas Veterinarias (CEMV), Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
2 Práctica privada
<rementzel@yahoo.com.ar>

XV CONGRESO NACIONAL DE AVEACA
Bs. As. 24 y 25 de Setiembre de 2015
Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina
 P 150

 

El síndrome de disfunción cognoscitiva (SDC) se define como una condición médica caracterizada por alteraciones conductuales, cognitivas y cronobiológicas, que no son atribuibles a patologías físicas o comportamentales primarias. La acumulación extraneuronal de ß-amiloide y la producción de grandes cantidades de proteína tau hiperfosforilada intraneuronal, en distintas regiones del cerebro, caracterizan la fisiopatología de la enfermedad. Actualmente el criterio diagnóstico utilizado es el de dos o más signos de por lo menos una de las siguientes cinco categorías, denominadas criterio DISHA (de las siglas en inglés): 1) desorientación, 2) alteración de las interacciones sociales, 3) disturbios del ciclo sueño–vigilia, 4) pérdida de los hábitos de eliminación, y 5) disminución de la actividad. Además
en muchos casos se observan déficit de aprendizaje y memoria, alteraciones en la ingesta, el acicalado, las respuestas a estímulos, la conducta exploratoria, y signos de ansiedad, que no están incluidos en las categorías anteriores.
Se aplicó entonces el criterio DISHA en casos de SDC, señalando cuántas y cuáles son las categorías más afectadas, y cuáles y cuántos de los otros patrones no incluidos en el criterio también se presentaron alterados.
En 27 perros con cambios de conductas no relacionados con patologías físicas y atribuibles a un SDC, diagnosticado por examen clínico-comportamental de especialistas, se aplico el criterio diagnóstico DISHA, incluyendo varios signos posibles en cada categoría. 1) Desorientación: caminar errático, inmovilización con mirada fija, incapacidad para localizar un sonido, ir al lado “erróneo” de la puerta, dificultad para superar obstáculos o encontrar su comedero. 2) Alteraciones de las interacciones sociales: menor saludo, menor búsqueda de caricias, menor interacciones homo o heteroespecíficas, hiperapego, o aparición de conflicto jerárquico.3) Disturbios del ciclo sueño-vigilia: inversión del ciclo, alteración en la cantidad de horas y/o fases del sueño. 4) Perdidas de los hábitos de eliminación: micción y/o defecación en lugares inadecuados. 5) Menor actividad: menor exploración ambiental y/o lentitud en obedecer órdenes. El resto de los signos posibles del deterioro cognitivoconductual se agruparon en otras seis categorías. 1) Pérdida de memoria: pérdida de aprendizajes, menor respuesta a órdenes, menor reconocimiento de personas, animales, objetos y/o lugares. 2) Alteraciones en la sensibilidad: aumento o disminución en la respuesta a estímulos ambientales y/o táctiles. 3) Cambios en el apetito: hiporexia, atracones, selectividad, pica, potomania. 4) Alteraciones del acicalado: excesivo, disminuido o ausente. 5) Conducta exploratoria anormal: lamido, rascado y/o
masticación de objetos. 6) Signos de ansiedad: inquietud, agitación, vocalizaciones excesivas, estereotipias, agresión irritativa.
Del total de caninos evaluados, 9 eran mestizos y 18 de 11 razas distintas (siendo la más frecuente el Cocker Spaniels, con 5 ejemplares), 15 machos, 12 hembras, y edades de 8 a 19 años. El criterio DISHA se cumplió en el total de los animales, con un solo paciente con 1 categoría afectada, dos con 2 categorías, cuatro con 3 categorías y el resto con 4 o 5 categorías. De las 5 categorías, las más afectadas fueron las correspondientes a los disturbios del ciclo sueño–vigilia y la disminución de la actividad, que se vieron afectadas en 24 animales (88,89%). La menos frecuente fue la eliminación inadecuada, que se presentó en 16 animales (59,26%). Todos los caninos también manifestaron
alteración en por lo menso una de las demás categorías no incluidas en el criterio, siendo las más frecuentes las alteraciones en la sensibilidad y los signos de ansiedad (principalmente vocalizaciones), que se vieron afectadas en 21 (77,78%) y 20 (74,07%) animales respectivamente. En cambio las menos afectadas fueron la conducta exploratorio alterada en solo 10 perros (37,04%) y el acicalamiento anormal en 11 perros (40,74%).
Por lo tanto se plantea la necesidad de incluir en el criterio diagnóstico de SDC otras categorías no incluidas en el DISHA, como los cambios en las respuestas a estímulos y la presencia de ansiedad.

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relacionada con los an

Ver más

Participaron del XVI Congreso Nacional de AVEACA

MSD Elanco Merial Brouwer Boehringer Sieger DFV Difimed Labyes Panacea Gestor Holiday Zoetis Diagnotest Intermedica Jaulas HB Pañopet Mayors Medica Gepsa Vetonco Media Tec Conrado Amrra Chemovet Honotio Miñoz VonFranken Guzman Dixter

Main Sponsor

Eukanuba