Uso de la acepromacina en la premedicación de perros convulsivos con hidrocefalia y epilepsia idiopática – Caruso, et al.

Uso de la acepromacina en la premedicación de perros convulsivos con hidrocefalia y epilepsia idiopática
Caruso, M.J.*1; Bernava, C.2; Ramallal, M.3; Sensini, M.4
1 Cátedra Anestesiología FCV-UBA. Hospital Escuela FCV-UBA. Práctica independiente CABA majocar2@hotmail.com. 2 Práctica independiente CABA clauber@fibertel.com.ar 3 Cátedra Semiología
(Medicina I) FCV-UBA. Práctica independiente CABA mabelramallal@yahoo.com.ar 4 Cátedra Cirugía FCV-UBA. Práctica independiente Buenos Aires tiosensini@yahoo.com.ar

XIII CONGRESO NACIONAL DE AVEACA-Bs. As. 17al 20 de Setiembre de 2013
Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina

INTRODUCCIÓN. La acepromacina es un tranquilizante mayor derivado de la fenotiazina utilizado en la premedicación anestésica de caninos y felinos. El efecto tranquilizante se debe al antagonismo con
la dopamina a nivel de los receptores D2. El bloqueo de estos receptores sería el motivo por el cual disminuiría el umbral convulsivo citado en la bibliografía, motivo por el cual se contraindica su uso en
pacientes convulsivos y en aquellos procedimientos en los cuales esté aumentado el riesgo de convulsiones. El objetivo del presente estudio fue determinar en qué porcentaje de pacientes
convulsivos premedicados con acepromacina combinada con un opioide se producían convulsiones durante el período perioperatorio y de control comprendido dentro de las 24 horas posteriores a la
cirugía.

MATERIALES Y MÉTODOS. El estudio fue realizado con 50 caninos convulsivos que recibían medicación anticonvulsivante, machos y hembras, con edades comprendidas entre 8 meses y 13 años
de edad que fueron sometidos a cirugía facultativa (32) y a cirugía de urgencia (18). En todos los casos los pacientes estaban en condiciones hemodinámicas de recibir acepromacina, la que fue
administrada a dosis variables de 0.02-0.05 mg/Kg. y combinada en todos los casos con diferentes opioides: nalbufina, tramadol, meperidina o morfina según el grado de dolor esperable en el
procedimiento quirúrgico a realizar. Los pacientes sometidos a cirugía facultativa fueron premedicados por vía IM y los de cirugía de urgencia por vía IV. Todos recibieron la última toma del anticonvulsivante
en la dosis y horario correspondiente para cada caso. Los pacientes fueron divididos en cuatro grupos según el origen de las convulsiones y si tuvieron o no episodios convulsivos en los últimos 3 meses a
pesar de estar medicados. GRUPO 1: Hidrocéfalos que tuvieron 1 o más convulsiones en los últimos 3 meses (4), GRUPO 2: Hidrocéfalos que no tuvieron episodios convulsivos en los últimos 3 meses (8),
GRUPO 3: Epilépticos idiopáticos que tuvieron 1 o más convulsiones en los últimos 3 meses (11), GRUPO 4: Epilépticos idiopáticos que no tuvieron convulsiones en los últimos 3 meses (27). Se
descartaron del presente estudio los convulsivos por otras causas.

RESULTADOS. Ningún paciente convulsivo correspondiente a los GRUPOS 1, 2, 3 y 4 presentaron convulsiones al ser premedicados con acepromacina dentro del rango de dosis estudiado y combinada
con opioides. No se observaron diferencias en los resultados de hidrocéfalos (12) y epilépticos idiopáticos (38). Tampoco hubo diferencia entre los que tuvieron 1 o más convulsiones en los últimos 3
meses (15) de los que no presentaron ninguna convulsión en los últimos 3 meses (35). La vía de administración, IM o IV, tampoco produjo resultados diferentes.
DISCUSIONES. Si la acepromacina disminuye el umbral convulsivo tal cual cita la bibliografia, hubiese sido esperable la aparición de convulsiones al menos en el grupo de pacientes que a pesar de estar
medicados presentaron 1 o más convulsiones en los últimos 3 meses. Algunos estudios realizados en los últimos años concluyen que parece no existir relación entre la administración de acepromacina a
pacientes convulsivos y la aparición de convulsiones, pero debido a los diferentes etiologías de las mismas se requeriría de más estudios para determinar en qué casos según la etiología se puede
administrar sin inconvenientes.

CONCLUSIONES. Según el presente estudio no se pudo comprobar que la acepromacina administrada en la premedicación en caninos convulsivos por hidrocefalia o por epilepsia idiopática,
pueda producir convulsiones al ser utilizada en el rango de dosis de 0.02-0.05 mg/Kg combinada con un opioide ya sea por via IM o IV, aún en aquellos casos que presentaron 1 o más convulsiones en los
últimos 3 meses, a pesar de estar medicados con anticonvulsivantes.

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relac

Ver más

Participaron del XVII Congreso Nacional de AVEACA

Zoetis Holliday Panacea Labyes DFV LIQ DIGIMED Mayors Alican Vetanco Brouwer Syntec Elanco MSD Paño Pet GV Gepsa Diagnotest Intermedica Medica Tec Gepsa Chemovet Honotio Conrado Libros

Sponsor

Eukanuba

Main Sponsor

Eukanuba