Casos Clínicos

QUILOTORAX: PRESENTACIÓN DE UN CASO CLÍNICO EN FELINO Borsarelli, A. et al.

QUILOTORAX: PRESENTACIÓN DE UN CASO CLÍNICO EN FELINO
Borsarelli, A.; Pirles, M.*; Schiaffino, L.; Sorribas, C.
Cátedra de Clínica de Animales de Compañía. Facultad de Ciencias Veterinarias de Casilda. UNR
analiaborsarelli@hotmail.com, monica_pirles@yahoo.com.ar, schiaffinolaura@hotmail.com,
sorribas@ciudad.com.ar

XV CONGRESO NACIONAL DE AVEACA
Bs. As. 24 y 25 de Setiembre de 2015
Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina
P: 190

El quilotorax es la acumulación de quilo en la cavidad torácica, en el espacio pleural. El quilo se origina a partir del conducto torácico, que transporta un líquido rico en triglicéridos desde los linfáticos intestinales y lo vacía dentro del sistema venoso, en el tórax anterior. El líquido contiene también linfocitos, proteínas y vitaminas liposolubles. Como etiología la bibliografía cita la ruptura del conducto torácico post- traumática, que puede causar quilotórax transitorio, aunque no es lo más común. Otras etiologías son la linfangiectasia, inflamación y obstrucción del flujo linfático. El flujo se puede obstruir por una neoplasia o por incremento de las presiones venosas. Al quilotórax se lo clasifica como congénito, traumático o atraumático. Puede existir una predisposición congénita en animales que
desarrollan quilotórax en el curso posterior de la vida. El linfoma mediastínico felino es una causa importante de quilotórax no traumático en esta especie. En la mayoría de los casos no se logra identificar la etiología primaria y el diagnóstico corresponde a un quilotórax idiopático, puede ocurrir en gatos de cualquier grupo etario. Los signos clínicos son la aflicción respiratoria, típica de la colecta pleural. Si bien la disnea es de naturaleza aguda, puede haber signos más sutiles durante más de un mes. Otros signos: letárgica, anorexia, pérdida ponderal, intolerancia al ejercicio, tos. El diagnóstico se basa en la colecta pleural en la radiografía torácica o en la ecografía de tórax, la identificación de quilo mediante evaluación bioquímica y citológica del líquido recolectado por toracocentesis. Una vez reconocido el quilotórax se realizan métodos de diagnóstico complementarios para identificar una
potencial enfermedad subyacente. No se ha establecido un tratamiento rutinario exitoso para el quilotórax idiopático. El objetivo de este trabajo fue presentar un caso clínico de quilotórax. Paciente felino, 10 años, macho castrado que vive en una gatería de aproximadamente 30 felinos, alimentado con alimento balanceado Premium. Ha sido desparasitado en el curso de este año, no vacunado. Por relato del dueño no ha visto que hubiera recibido traumatismo alguno, lo notó más tranquilo que de costumbre y “agitado”. A la revisación clínica se constata el estado del sensorio algo deprimido, deshidratación leve, enflaquecido y con pérdida ponderal moderada, mucosas y ganglios normales.
Aflicción respiratoria, con postura en decúbito esternal, taquipnea, movimientos respiratorios superficiales y taquicardia. Ruidos respiratorios poco audibles. Percusión de tórax con sonido mate.Se realiza ecografía de abdomen y de tórax, esta última arroja como dato colecta anecoica compatible con presencia de liquido y bandas ecogénicas de fibrina. No se observo la presencia de masas ni de linfonódulos reactivos. Bioquímica sanguínea demuestra una leve linfocitosis, VIF/VILEF negativos. El análisis del líquido de punción revela un líquido fluido, opalescente lechoso amarillento. Colesterol 61 mg./100 ml. y triglicéridos 150 mg./100 ml.
Escasos linfocitos. Se colocó una vía y se administró solución de ClNa para corregir la deshidratación y se realizó la toracocentésis con butterfly y válvula de tres vías, y se extrajeron 40 ml de líquido. Se administró también un antibiótico de amplio espectro y dexametasona. Se internó al paciente para controlar su estado respiratorio, y ecográficamente el tórax. Se realizó una nueva punción a las 72 hs de la primera, extrayendo 30 ml.de líquido. Luego de la misma el animal siguió con evolución favorable. Se indicó reposo en jaula y un alimento balanceado comercial con bajo contenido en grasa.
Luego de 2 meses el animal se muestra estable, con evolución favorable. Continuando con balanceado bajo en grasa y reposo. El propósito de este trabajo fue dar a conocer un caso clínico de quilotórax, con el fin de que el médico veterinario se familiarice y la considere a esta entidad en la lista de posibles diagnósticos cuando se presenta un paciente con aflicción respiratoria. La importancia de la punción de tórax como herramienta diagnóstica y tal como lo plantea la bibliografía la dificultad en arribar al diagnóstico de la etiología.

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relacionada con los an

Ver más

Participaron del XVII Congreso Nacional de AVEACA

Zoetis Holliday Panacea Labyes DFV LIQ DIGIMED Mayors Alican Vetanco Brouwer Syntec Elanco MSD Paño Pet GV Gepsa Diagnotest Intermedica Medica Tec Gepsa Conrado Libros Honotio Chemovet

Sponsor

Eukanuba

Main Sponsor

Eukanuba