PROTOCOLO ANESTÉSICO Y MANEJO COMPARATIVO DE DOS PACIENTES CANINOS CON CONDUCTO ARTERIOSO PERSISTENTE – Caruso, et al.

PROTOCOLO ANESTÉSICO Y MANEJO COMPARATIVO DE DOS PACIENTES CANINOS CON CONDUCTO ARTERIOSO PERSISTENTE – Caruso, M.J*;  Depetris, F.; Jaliquias, A. ; Schuartzman, D

apostolakis@hotmail.com; diegoschua@hotmail.com

INTRODUCCIÓN:

Si bien el protocolo anestésico de pacientes con CAP (conducto arterioso persistente) admite diferentes protocolos, los mismos deben ser seleccionados teniendo en cuenta la edad, el estado físico del paciente, las maniobras quirúrgicas que se realizan durante el procedimiento y el grado de dolor esperable durante la cirugía y el posquirúrgico. El desplazamiento del nervio vago puede ocasionar reflejos que van desde la bradicardia al paro cardíaco. La manipulación de la A. Aorta puede producir cambios hemodinámicos y el cierre del DUCTO bradicardia refleja hasta el paro cardíaco por aumento de presión dentro de la A. Aorta. El fallo de bomba puede ser una complicación sobre todo en aquellos pacientes con compromiso de la contractilidad y descompensación severa. El protocolo utilizado contempló en ambos pacientes todas esas variables, sin embargo hubo algunas diferencias en el protocolo anestésico y en el manejo de estos dos pacientes en función del grado de descompensación de cada uno de ellos

RESEÑA

Paciente1: Canino Maltés hembra. Edad: 70 días Peso: 600 grs.

Paciente2 Canino Waimaraner macho.Edad: 50 días. Peso: 2.600 kg.

COMPARACIÓN DE PROTOCOLOS Y MANEJO ANESTÉSICO DE AMBOS PACIENTES TENIENDO EN CUENTA LAS DIFERENCIAS RELEVANTES DESDE EL PUNTO DE VISTA CLÍNICO.

A la revisación clínica ambos pacientes presentaron soplo continuo en maquinaria 5/6, frémito palpable en tórax y pulso hipercinético. El paciente 1 presentó tos el día de la consulta que resolvió con el tratamiento médico,
mientras que el paciente 2 presentó disnea severa en reposo que no resolvió con el tratamiento médico.
ECODOPPLER: ambos casos presentaron dilatación atrial y ventricular izquierda con función sistólica conservada y flujo turbulento en la A. pulmonar. En la RADIOGRAFÍA DE TÓRAX correspondiente al día de
la consulta se informó en ambos casos cardiomegalia generalizada con congestión vascular y edema perihiliar con signos de descompensación de mayor grado en el paciente 2. En el paciente 1 se repitió la
radiografía el día de la cirugía observándose presencia de edema perihiliar a pesar de la medicación recibida. En el paciente2 no fue posible realizar la radiografía de control el día de la cirugía debido a la
disnea severa en reposo que presentaba y el riesgo de descompensación. Ambos pacientes fueron premedicados con Acepromacina 0.03 mg/Kg y Meperidina 3 mg/Kg IM, no obstante el manejo fue diferente
en ambos pacientes. El paciente 2 fue premedicado en brazos del propietario y antes de la colocación de la vía IV se realizó una sujeción química con ketamina 4 mg/Kg IM de la misma manera, para evitar el estrés y
posible descompensación. A medida que la medicación comenzó a hacer efecto fue oxigenado con máscara hasta poder colocar la vía IV. En ambos pacientes la inducción se realizó con propofol y el mantenimiento
con oxígeno, isofluorano, infusión continua de fentanilo 1 mcg/ Kg/h + ketamina 0.1 mg/Kg/h, atracurium y atropina (única dosis) al comienzo del procedimiento quirúrgico. El paciente 2 recibió además una infusión
continua de dobutamina. La analgesia posquirúrgica se manejó en ambos pacientes con infiltración de los N. intercostales e instilación interpleural con bupivacaína al 0.5%, infusión continua con fentanilo 3
mcg/Kg/h+ ketamina 0.1 mg/Kg/h durante 24 hs, continuando con tramadol 3 mg/Kg c/ 8 hs 48 hs más.

DISCUSIONES:

El estado de descompensación severa del paciente 2 condicionó el manejo que se realizó desde el momento de la premedicación con el fin de disminuir el estrés y una eventual descompensación. El
posible fallo de bomba se previno con la administración de la infusión continua con dobutamina como apoyo inotrópico durante la etapa de mantenimiento anestésico y postquirúrgico. La infusión continua con ketamina
a dosis subanestésicas intra y postquirúrgica tuvo como objetivo evitar la sensibilización central al dolor y la administración de atropina minutos antes del desplazamiento del N.vago y cierre del ducto, prevenir los
reflejos vagales derivados del procedimiento. La analgesia multimodal permitió un control efectivo del dolor tanto intra como postquirúrgico en ambos casos.

CONCLUSIONES:

En ninguno de los dos pacientes se presentaron complicaciones anestésicas a pesar de la corta edad. En el paciente 1 los parámetros hemodinámicos se mantuvieron estables durante todo el
procedimiento quirúrgico y en el paciente 2 hasta el desgarro del ducto. A pesar del grado severo de descompensación con el que ingresó el paciente2, la recuperación del shock hipovolémico fue satisfactoria
y los parámetros hemodinámicos recuperados una vez cohibida la hemorragia y transfundido con sangre entera fresca.

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relac

Ver más

Participaron del XVII Congreso Nacional de AVEACA

Zoetis Holliday Panacea Labyes DFV LIQ DIGIMED Mayors Alican Vetanco Brouwer Syntec Elanco MSD Paño Pet GV Gepsa Diagnotest Intermedica Medica Tec Gepsa Chemovet Honotio Conrado Libros

Sponsor

Eukanuba

Main Sponsor

Eukanuba