Casos Clínicos

PÉNFIGO VULGAR DE LOCALIZACIÓN SUBLINGUAL EN UN PERRO. Ramallal, M, et al.

PÉNFIGO VULGAR DE LOCALIZACIÓN SUBLINGUAL EN UN PERRO.
Ramallal, M1*; Negro, VB2; Hernández, SZ2; Rodríguez, DI2; Falzoni, E3; Speicher, L2; Gilardoni, L1.
1Cátedra de Semiología; 2Servicio de Cirugía y de Odontología y Cirugía Maxilofacial y 3Cátedra de
Enfermedades Infecciosas. Facultad de Ciencias Veterinarias. UBA. Chorroarin 280. (1427) Buenos
Aires. Argentina. E-mail: mabelramallal@yahoo.com.ar

XV CONGRESO NACIONAL DE AVEACA
Bs. As. 24 y 25 de Setiembre de 2015
Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina
P: 220

Introducción:

El pénfigo vulgar, que forma parte del complejo pénfigo, enfermedad vesículo-ampollar que afecta la piel y membranas mucosas, es de rara ocurrencia en perros y gatos. Hay cinco formas de presentación: pénfigo vulgar, eritematoso, foliáceo, panepidérmico pustuloso y paraneoplásico, la primera es la más grave dada la profundidad del antígeno diana en la piel y su localización adicional en las mucosas. La localización intraoral suele ser accesoria a otras lesiones y se presenta como estomatitis, rara vez en la lengua, de ser así, lo hace en su cara dorsal. El objetivo de este trabajo es presentar un caso de pénfigo vulgar con características y localización muy poco habituales en un perro -la cara ventral de la lengua-, a fin de llamar la atención sobre esta forma de presentación, que puede
ser confundida con una neoplasia maligna.

Caso clínico:

En noviembre de 2014 se presentó a consulta en una clínica particular, un canino macho, bóxer, atigrado, de 6 años de edad, con sangrado en cavidad bucal, sin antecedentes de trauma previo. En el EOG no se observaron alteraciones, su estado nutricional era bueno, así como de la piel y pelo. En el examen particular de la cavidad bucal (animal de gran docilidad), se observó una lesión erosiva, cóncava, sangrante rodeada de reacción inflamatoria en ventral de la lengua. Por las características y localización de la lesión, se realizó un diagnóstico presuntivo de neoplasia (carcinoma de células escamosas), por lo que se lo derivó para su atención en el Servicio Externo de Odontología y Cirugía Maxilofacial (FCV-UBA). Allí, con el fin de realizar una inspección de la cavidad bucal
profunda bajo anestesia, así como la obtención de una biopsia escisional, se realizaron los correspondientes estudios prequirúrgicos cuyos resultados estuvieron dentro de los parámetros normales y las radiografías de tórax no evidenciaron signos de metástasis. Los procedimientos mencionados se llevaron a cabo en diciembre de ese mismo año. Para la exéresis de la lesión se realizó una incisión losángica con aproximadamente 1 cm de margen de seguridad, previa colocación de suturas a fin de facilitar la hemostasia, dado lo sangrante del tejido lingual. Para suturar se empleó poliglecaprone 4/0, con puntos simples. A la inspección se notaron también 3 lesiones gingivales, que fueron extirpadas. Se remitió el tejido lingual resecado y las 3 lesiones gingivales anexas, a histopatología. En el posquirúrgico se indicó dieta blanda por una semana, tramadol por 48 h,
Stomagyl® (espiramicina – metronidazol) 2 comprimidos por día durante una semana, dexametasona SC 8 mg c/12 h durante 2 días y luego cada 24 h por 2 días más. El paciente evolucionó bien, dejó de sangrar por la boca, pudiéndose alimentar normalmente. El resultado del estudio histopatológico fue: “En todas las muestras remitidas se observa reacción inflamatoria y lesiones compatibles con pénfigo vulgar. No se descarta la posibilidad de un épulis en la muestra 4 (gingival)”. Con el diagnóstico de pénfigo se instauró terapia con prednisolona 25 mg VO cada 12 h durante la primera semana, 25 mg cada 24 h la segunda semana, la tercera semana, 15 mg cada 24 h y la cuarta semana 10 mg día por medio y así se sostuvo con controles cada 10 días durante dos meses. Luego se disminuyó la dosis a 5 mg día por medio y con esa dosis continúa hasta el día de la fecha (7 meses posquirúrgico), estando
estable, con la herida lingual cicatrizada normalmente, sin la aparición de otras lesiones, ni en la boca, ni en otra localización. Durante todo el tratamiento posquirúrgico se le indicó también omeprazol 10 mg diarios en ayunas.

Conclusiones:

Dada las características y localización sublingual de la lesión, no se consideró a priori, como diagnóstico diferencial, al pénfigo, ya que su apariencia era la de un carcinoma de células escamosas. Es de hacer notar la importancia de una buena evaluación de toda la cavidad oral bajo anestesia y tomar biopsia, aún de lesiones que parecen ser casi con seguridad neoplasias malignas inoperables. Tratándose de la lengua es primordial usar una técnica quirúrgica adecuada que posibilite una hemostasia eficiente, así como material de sutura monofilamento absorbible rápido, para favorecer la rápida y correcta cicatrización. El diagnóstico de pénfigo permitió una posibilidad terapéutica, que
hasta el presente ha dado muy buenos resultados.

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relacionada con los an

Ver más

Participaron del XVI Congreso Nacional de AVEACA

MSD Elanco Merial Brouwer Boehringer Sieger DFV Difimed Labyes Panacea Gestor Holiday Zoetis Diagnotest Intermedica Jaulas HB Pañopet Mayors Medica Gepsa Vetonco Media Tec Conrado Amrra Chemovet Honotio Miñoz VonFranken Guzman Dixter

Main Sponsor

Eukanuba