NEOPLASIAS HEMATOPOYÉTICAS EN EL FELINO – Fidanza, Mercedes; Pereira, Marcela

NEOPLASIAS HEMATOPOYÉTICAS EN EL FELINO – Fidanza, Mercedes; Pereira, Marcela
Chorroarín 280
patclin@fvet.uba.ar

X CONGRESO NACIONAL DE AVEACA –Congreso del Bicentenario 

Bs. As., 8, 9 y 10 de Septiembre de 2010 – Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina

 

Las células hemáticas se originan en una célula pluripotencial que va a dar orígen a dos líneas celulares diferentes: la serie mieloide y la serie linfoide; ambas series pueden presentar alteraciones neoplásicas, por lo tanto según su origen las neoplasias leucocitarias pueden ser mieloides o linfoides. Las neoplasias mieloides, están representadas por la leucemia mieloide, mientras que las neoplasias linfoides corresponden al linfoma, la leucemia linfoide y las neoplasias de células plasmáticas.

El linfoma es un desorden linfoproliferativo que asienta en órganos sólidos como linfonódulos, hígado, bazo y que eventualmente puede comprometer médula ósea. En los felinos el 70% de los casos son positivos al
Virus de Leucemia Felina (ViLeF). La edad de presentación es bimodal con un pico en pacientes de 2-3 años positivos a ViLeF y en pacientes mayores de 8 años negativos a VileF. Con respecto a las formas
clínicas un tercio de los felinos con linfoma presenta la forma digestiva (25-30% ViLeF+), un tercio desarrolla la forma mediastínica (80% ViLeF+) y el tercio restante presenta la forma multicéntrica o extranodal. Para el diagnóstico de la forma mediastínica es importante la edad ya que generalmente afecta a felinos jóvenes, hay una alta incidencia de ViLeF+. Al examen físico es importante la presencia de una masa palpable en
mediastino anterior la cual se confirma con radiografía de tórax. En el análisis del líquido pleural la presencia de linfocitos/linfoblastos confirma el diagnóstico de linfoma. La forma digestiva se presenta en pacientes
adultos con baja incidencia de ViLeF. La sintomatología digestiva y la ecografía abdominal orientan al diagnóstico y la laparotomía exploratoria y la histopatología lo confirma.
Las leucemias son proliferaciones neoplásicas que asientan en médula ósea y que eventualmente pueden comprometer órganos sólidos. Según su expresión en sangre periférica pueden ser aleucémicas,
subleucémicas o leucémicas. Según el tipo celular afectado pueden ser de origen linfoideo (Linfoide B, linfoide T o de expresión nula) o mieloideo (mieloide, monocítica, mielomonocítica, megacariocítica o
eritroide). Por último según su curso agudas o crónicas.
Las leucemias agudas se caracterizan por tener un comportamiento biológico agresivo y por la presencia de células inmaduras en sangre periférica y/o médula ósea de difícil reconocimiento con las técnicas de rutina
por lo que es necesario recurrir al uso de tinciones citoquímicas.
Son poco frecuentes en el felino, el 90% de los casos son ViLeF+ y las de origen mieloideo son mas frecuentes que las linfoides.
La mielosis eritrémica es un desórden mieloproliferativo de escasa frecuencia y que se asocia a la presencia del ViLeF. Esta patología se caracteriza por una excesiva proliferación de elementos eritroides nucleados
(desde pronormoblastos hasta normoblastos ortocromáticos) en sangre periférica. En médula ósea se observa un incremento de precursores eritroides. Algunos pacientes pueden progresar a eritroleucemia. En
todos los casos el pronóstico es malo por la falta de un protocolo quimioterápico eficaz.
Las leucemias crónicas son de curso prolongado y a menudo indolente y se caracteriza por la presencia de células cuyo aspecto morfológico recuerda a células maduras pero afuncionales. Son raras en felinos.
La Leucemia Linfocítica Crónica (LLC) es una proliferación neoplásica de linfocitos maduros originada en médula ósea y caracterizada por la presencia de un número elevado de linfocitos maduros en sangre
periférica y cuya confirmación diagnóstica se realiza mediante la citología de médula ósea, en la cual más de un 20% de las células son linfocitos maduros (afuncionales). Afecta a felinos adultos (mayores de 10
años), siendo la mayoría negativos a ViLeF. Esta patología muy raramente se presenta en felinos.

Dentro de las neoplasias de células plasmáticas se encuentra el mieloma múltiple (MM). Es una neoplasia de linfocitos B, en su diferenciación a célula plasmática, las que están involucradas en la producción de
inmunoglobulinas. Se caracteriza por la infiltración en médula ósea de células plasmáticas neoplásicas o de sus precursores y por la producción y secreción en la mayoría de los casos de una inmunoglobulina
completa o fracción de la misma, identificable y mensurable en suero y/u orina por electroforesis. La incidencia en felinos se desconoce, pero es mucho menor que en caninos. Representa según dos largas
compilaciones el 0,9% de todas las neoplasias felinas y el 1,9% de las neoplasias hematológicas. Afecta a felinos añosos (12 a 14 años), domésticos de pelo corto y sin predilección sexual, no encontrándose hasta
el momento una asociación con infección con PIF, ViLeF o VIF. Los signos clínicos y hallazgos físicos son variables y reflejan la distribución sistémica de las células malignas al diagnóstico y al tipo y cantidad de
inmunoglobulinas secretada por las mismas.
Los pacientes pueden estar inmunocomprometidos y por lo tanto susceptibles a contraer enfermedades infecciosas. La enfermedad renal se ha informado en un 30% de los casos y es el resultado de la proteinuria de Bence Jones, infiltración renal por células neoplásicas, hipercalcemia, amiloidosis, disminución de la perfusión debida al síndrome de hiperviscosidad,
deshidratación o infección ascendente del tracto urinario por inmunosupresión.
La hipercalcemia se ha documentado en 25% de los casos y es el resultado de la producción por parte de las células neoplásicas de factores que inducen a al reabsorción ósea, lo que lleva a lesiones osteolíticas, las cuales fueron reportadas en el 50 a 65% de los casos, siendo las vértebras, costillas, pelvis, cráneo y huesos largos los mas afectados. El tratamiento está dirigido a reducir la infiltración celular y los efectos sistémicos
secundarios. Los protocolos quimioterápicos más empleados incluyen la combinación melfalán/prednisolona, ciclofosfamida como único agente o en combinación con melfalán y lomustine. En
cuanto al pronóstico según la bibliografía consultada el 60% responden parcialmente a los protocolos antes mencionados con una sobrevida de cuatro meses en la mayoría de los casos. El objetivo de este trabajo es
reportar el primer caso de MM en un felino atendido en el servicio de Oncohematología del Hospital Escuela. Facultad Ciencias Veterinarias UBA.

El tratamiento, se basa en poliquimioterapia y el objetivo esta orientado a mejorar la calidad de vida del paciente y prolongar su sobrevida, ya que estas enfermedades no tienen tratamiento curativo, y esto es
importante que el propietario de la mascota lo conozca y que tanto el como nosotros como clínicos lo tengamos siempre presente.

 

 

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relac

Ver más

Participaron del XVII Congreso Nacional de AVEACA

Zoetis Holliday Panacea Labyes DFV LIQ DIGIMED Mayors Alican Vetanco Brouwer Syntec Elanco MSD Paño Pet GV Gepsa Diagnotest Intermedica Medica Tec Gepsa Chemovet Honotio Conrado Libros

Sponsor

Eukanuba

Main Sponsor

Eukanuba