Casos Clínicos

MEGACLOACA EN UN LORO HABLADOR (Amazona aestiva). REPORTE DE UN CASO CLÍNICO – MATTIELLO, R.

MEGACLOACA EN UN LORO HABLADOR (Amazona aestiva). REPORTE DE UN CASO CLÍNICO -MATTIELLO, R.
Cátedra de Medicina, Producción y Tecnología de Fauna Acuática y Terrestre. Facultad de Ciencias Veterinarias-UBA, Argentina.

rmattiello@fvet.uba.ar

X CONGRESO NACIONAL DE AVEACA –Congreso del Bicentenario
Bs. As., 8, 9 y 10 de Septiembre de 2010
Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina

La cloaca de las aves está conformada por tres compartimentos –coprodeum, urodeum y proctodeum-, finalizando respectivamente en ellos los aparatos gastrointestinal, urinario y reproductor. El coprodeum es la
cámara de mayor tamaño; en él finaliza el recto. El urodeum es la más pequeña, desembocando en su pared dorsolateral los uréteres; en la hembra, en su pared ventrolateral izquierda, el oviducto, y en los
machos, ambos conductos deferentes. En aves jóvenes, en el techo del proctodeum desemboca la bolsa de Fabricio. Las cámaras están divididas entre sí por pliegues parciales. La irrigación sanguínea está dada por
la arteria y vena pudenda, y la inervación, por el nervio respectivo. Muchas son las afecciones que pueden involucrar a la cloaca, entre otras: prolapsos, cloacistis bacterianas
fúngicas, estrechamientos, impactaciones, neoplasias, ovostasis, cloacolitos y atonía debida a trauma espinal que alcance a los nervios sacros. Cualquiera de estas enfermedades puede producir una distensión
de la pared de la cloaca o megacloaca. El objetivo del presente trabajo es describir un caso de megacloaca severa con cloacitis y posible osteomielitis del sinsacrum.
Un loro hablador, mutación cobalto de dos años de edad, fue llevado a consulta con una condición corporal pobre, anoréxica, abdomen dilatado e historia de presentar diarrea crónica y maloliente en el transcurso de
doce meses. Durante ese lapso fue tratado por varios veterinarios con diferentes antibióticos (oxitetraciclina, enrofloxacina y cloranfenicol), sin evidenciar mejoría. El ave era alimentada con un 30% de semillas,
principalmente girasol, y el 70% restante con comidas de mesa. Los métodos complementarios de diagnóstico solicitados y sus resultados fueron: coproparasitológico, negativo; tinción de Gram de frotis de
contenido cloacal, presencia de bacilos inmóviles esporulados y Gram positivos compatibles con Clostridium spp. y hongos levaduriformes compatibles con Candida spp. Se realizó radiografía simple latero-lateral de
cuerpo entero y un tránsito gastrointestinal (TGI) utilizando una suspensión de 10 ml de sulfato de bario como medio de contraste. Las placas fueron tomadas a la 1, 2.5, 4, 6 y 9 horas. En las Rx simples se
observó: cloaca dilatada, con presencia de contenido sólido y gas, silueta hepática algo agrandada, lisis y esclerosis de la porción caudal del sinsacrum y primeras dos vértebras caudales. A las cuatro horas, el TGI
mostró una cloaca dilatada que desplazaba las asas intestinales hacia craneal; a las nueve horas, el sulfato de bario se halló en cloaca.
El diagnóstico radiológico y de laboratorio fue de megacloaca con sospecha de osteomielitis del sinsacrum y vértebras caudales y una enteritis clostridial.
El ave fue tratada con metronidazol (20 mg/kg PO) y fluconazol (10 mg/kg), en ambos casos cada doce horas, y probióticos a base de Lactobacillus spp. en el agua de bebida. Como dieta se suministró un 30% de
mezcla de cereales y semillas de girasol, y un 70% de vegetales y frutas diversas. Al cabo de una semana la diarrea se corrigió y las deposiciones dejaron de ser malolientes. Nuevas tinciones de Gram de
extendidos de hisopados cloacales resultaron negativas a bacilos Gram positivos esporulados y hongos levaduriformes. El ave recuperó apetito y peso. A los seis meses el paciente repitió el cuadro y al poco
tiempo murió. A la necropsia se evidenció una cloaca sumamente dilatada, de paredes muy finas y llena de materia fecal blanda y maloliente. Se tomaron muestras de su pared y se fijaron en formol tamponado al
10%. Las muestras fueron procesadas para su inclusión en parafina, y posterior corte y coloración con hematoxilina y eosina. El examen histopatológico reveló un infiltrado inflamatorio difuso de tipo mononuclear
en el corion y submucosa. Los plexos mientéricos estaban normales.
La megacloaca es un síndrome poco descripto en la literatura aviar, a diferencia del megacolon del hombre y otros animales. Debido a que el ave presentaba cuadros crónicos de diarrea, cabe la posibilidad de que
tuviera un defecto congénito de la cloaca, que la llevaba a retener materia fecal y subsecuente crecimiento de bacterias anaeróbicas como clostridios y diarrea. La osteomielitis del sinsacrum y vértebras caudales
pudo ser secundaria a una septicemia o por traspaso de bacterias de la pared cloacal comprometida a estructuras lindantes como las vértebras. Lamentablemente, muchos casos de megacloaca no responden a
los tratamientos médicos y requieren cirugía como la cloacotomía del coprodeum, aunque ésta tampoco garantiza una recuperación total. El pronóstico para casos de megacloaca depende de la etiología: es
favorable para traumatismos leves del sinsacrum, cloacitis leve o presencia de cuerpo extraño, mientras que reviste el carácter de reservado a malo tratándose de disfunciones neurológicas, trauma severo de columna
o sepsis.

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relacionada con los an

Ver más

Participaron del XVI Congreso Nacional de AVEACA

MSD Elanco Merial Brouwer Boehringer Sieger DFV Difimed Labyes Panacea Gestor Holiday Zoetis Diagnotest Intermedica Jaulas HB Pañopet Mayors Medica Gepsa Vetonco Media Tec Conrado Amrra Chemovet Honotio Miñoz VonFranken Guzman Dixter

Main Sponsor

Eukanuba