MANEJO PRÁCTICO DEL TRAUMA TORÁCICO – M.V. Pablo Damián Pérez Jiménez

MANEJO PRÁCTICO DEL TRAUMA TORÁCICO – M.V. Pablo Damián Pérez Jiménez
Cátedra de Cirugía de la Facultad de Ciencias Veterinarias U.B.A.
Av. Mitre 1243 Avellaneda
pabloperezj@yahoo.com.ar
X CONGRESO NACIONAL DE AVEACA -Congreso del Bicentenario
Bs. As., 8, 9 y 10 de Septiembre de 2010 – Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina
El trauma torácico suele ser un suceso común en los animales de compañía ya sea por accidentes automovilísticos, caídas de altura, peleas entre animales, como así también por causas menos frecuentes
tales como proyectiles o inhalación de sustancias cáusticas o irritantes, entre otras.
Todo paciente que se reciba con historia de politraumatismo, debe considerarse como un potencial traumatizado torácico, por más que el mismo no sea evidente. Hay que tener en cuenta que muchas
patologías torácicas de origen traumático no tienen asiento en traumas directos del tórax, entiéndase por estos casos el ejemplo de ruptura de diafragma frente a un trauma abdominal, el neumomediastino causado
por cierto tipo de lesión penetrante cervical, etc.
Frente a un cuadro de trauma torácico siempre se debe reaccionar de forma estereotipada con el afán de no perder tiempo innecesariamente y optimizar las maniobras terapéuticas para obtener los mejores resultados.
Para tal fin, y solo a modo didáctico decidí clasificar el procedimiento en 3 etapas.

Etapa 1: manejo del paciente con disnea severa y terapia de compensación.
Consiste en la inspección rápida y completa del paciente (sensorio, ventilación, mucosas). Como primer paso hay que definir si el mismo ventila o presenta paro respiratorio, asimismo hay que evaluar el
compromiso de las vías aéreas altas. Si bien estas no son patologías que se vean involucradas en traumas torácicos, no hay que olvidar que un paciente politraumatizado puede presentar este tipo de afecciones, las
cuales revisten maniobras de emergencia tales como la intubación endotraqueal o la traqueostomía.
Siempre que un paciente presente una disnea implica que su sistema respiratorio está o puede comenzar con insuficiencia, para lo cual hay que tener en claro mejorar dos conceptos. Primero aumentar la calidad
del aire inspirado y segundo, disminuir los requerimientos de oxigeno por parte del paciente.
Oxigenoterapia: Debe aportarse mayor cantidad de oxigeno en el aire inspirado, para lo cual se realizara una oxigenoterapia con máscara, jaula, collar isabelino o bolsa, según lo que tolere mejor el paciente. Se
utiliza oxigeno medicinal a alto flujo.
Sedación y analgesia: Un aumento en los requerimientos de oxígeno en un paciente con insuficiencia respiratoria pueden llevarlo al colapso e inmediatamente a la muerte. Por tal causa, hay que tratar a estos
pacientes en forma calmada, sin obligarlos a adoptar posiciones determinadas ni que “peleen” con el propietario ni el equipo médico. Disminuir el consumo de oxígeno por medio de una sedación y analgesia
suele beneficiar ampliamente la situación. Las drogas elegidas para tal fin suelen ser morfina o butorfanol ya que son muy estables a nivel hemodinámico y aumentan la profundidad de ventilación, obteniendo a su vez una analgesia y sedación muy aceptables.
Asegurar la distensibilidad pulmonar: Si el patrón respiratorio es torácico y superficial estamos sin dudas en un cuadro restrictivo, quedara evaluar si esa restricción se debe a colectas en el espacio pleural, contusión
pulmonar o bien dolor a los movimientos ventilatorios, con asiento en la pared costal o diferidos.
Para éste momento, la auscultación toma una carácter relevante sobre el diagnóstico. Frente a una disminución homogénea de los sonidos cardíacos o respiratorios debe realizarse una toracocentesis en
busca de colectas pleurales. Un murmullo vesicular aumentado o rales pulmonares húmedos pueden estar revelando una contusión pulmonar, para lo cual el tratamiento médico es lo ideal. Frente a un patrón
respiratorio con un componente abdominal muy marcado, debe sospecharse una ruptura de diafragma, frente a tal situación, la oxigenoterapia y en lo posible, la posición inclinada o en bipedestación del paciente
es la terapia adecuada en esta fase.
Una vez compensado el cuadro de emergencia inicial, y frente a un paciente con parámetros respiratorios más estables puede pasarse a una compensación hemodinámica adecuada y posteriormente nos
introducimos en la siguiente etapa.

Etapa 2: diagnostico de las lesiones torácicas y tratamiento intermedio.
Anamnesis: se realiza una anamnesis rápida sobre los hechos sucedidos y potenciales patologías preexistentes que puedan complicar la situación actual del paciente.
Examen físico: consiste en una valoración rápida de la situación general del paciente. En ésta etapa pueden realizarse maniobras diagnósticas que requieran mayor incomodidad o dolor por parte del paciente, como
ser percusión intercostal, palpación de vértebras torácicas, costillas y esternón, palpación abdominal, pruebas de bipedestación para evaluar ruptura de diafragma, etc.
Estudios complementarios: en caso de permanecer estable se pueden realizar radiografías de tórax y ecografías torácicas y abdominales, con el fin de diagnosticar y clasificar la/s patología/s que presenta.
Procedimientos: se realizarán maniobras destinadas a solucionar problemas leves o medidas de terapia provisoria esperando el momento oportuno para la terapia definitiva, por ejemplo, colocación de tubos de
toracostomía, vendajes, etc.

Etapa 3: diagnóstico etiológico y resolución definitiva del cuadro clínico.
Estudios complementarios: se destinan para ésta etapa los estudios de mayor complejidad, tales como estudios radiológicos contrastados, como así también, los estudios de patologías concomitantes que no
ponen en riesgo la vida del paciente (fracturas de miembros, etc).
Procedimientos: se realizarán las maniobras definitivas para la resolución de la patología en cuestión, ej. reparación de ruptura de diafragma, lobectomías pulmonares, remoción de cuerpos extraños, osteosíntesis
costales, etc.

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relac

Ver más

Participaron del XVII Congreso Nacional de AVEACA

Zoetis Holliday Panacea Labyes DFV LIQ DIGIMED Mayors Alican Vetanco Brouwer Syntec Elanco MSD Paño Pet GV Gepsa Diagnotest Intermedica Medica Tec Gepsa Chemovet Honotio Conrado Libros

Sponsor

Eukanuba

Main Sponsor

Eukanuba