Casos Clínicos

LEISHMANIASIS EN ROLDÁN, SANTA FE: DESCRIPCIÓN DE DOS CASOS CLÍNICOS EN CANINOS

LEISHMANIASIS EN ROLDÁN, SANTA FE: DESCRIPCIÓN DE DOS CASOS CLÍNICOS EN CANINOS
Leunda Tosi V*1, Cocconi E2, Espinosa P3, Martin JC4
Cátedra de Patología Quirúrgica, FCV-UNR, Casilda, Argentina.
1<azulazur@hotmail.com>; 2<coccovet56@yahoo.com.ar>; 3<paula-espinosa-75@hotmail.com>; 4<jumartin@fveter.unr.edu.ar>

IX CONGRESO NACIONAL DE AVEACA y VI JORNADAS INTERNACIONALES DE AAMeFe -Bs. As., 1 y 2 de Octubre de 2009
Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina -Asociación Argentina de Medicina Felina

 

La Leishmaniasis es una zoonosis causada por un protozoo del orden Tripanosomatida. Es transmitida en América del Sur por el díptero flebotomíneo Lutzomyia longipalpis. La enfermedad en el perro, que es tanto
víctima como reservorio, se caracteriza por producir una serie de alteraciones cutáneas, principalmente una dermatitis exfoliativa profusa, úlceras y heridas mucocutáneas, crecimiento excesivo de uñas. En la fase
aguda hay gran concentración de parásitos en los bordes lesionales, que disminuye en la crónica. La linfadenopatía es frecuente. La visceralización puede darse luego de la penetración cutánea y los hallazgos
clínicos responden a una variada gama de alteraciones sistémicas de diversa gravedad. Hoy es de público conocimiento la presencia de leishmaniasis en el nordeste de nuestro país; no se han encontrado reportes
sobre casos caninos ni humanos en proximidad a la ciudad de Rosario, por lo que se considera de interés informar al respecto.

En agosto de 2005, en zona urbana de Roldán, a 21 Km. de Rosario, ingresaron a consulta dos caninos, una hembra y un macho, de la raza Fila brasileño. La hembra, de tres años y medio, fue presentada por decaimiento, manto en mal estado y pérdida de peso. Había ingresado al país proveniente de Uruguay un año antes, presentando una lesión en plantar de región metatarsiana derecha.
Recientemente había rechazado un servicio. El plan sanitario se hallaba al día. La exploración clínica determinó manto deslucido y ralo, ganglios poplíteos megálicos, firmes e indoloros, conjuntivitis purulenta
bilateral con abundante colecta, úlceras crateriformes y pruriginosas en plantar de ambos metatarsos -de unos 7 x 5 cm.- y onicogrifosis. El macho, de cinco años y medio, tenía por motivo de consulta y
antecedentes apetito caprichoso, manto ralo, una lesión en punta de la cola que no cicatrizaba, epistaxis intermitente y desinterés en la monta reproductiva. Había nacido en el país y no viajaron con él. También
presentaba conjuntivitis bilateral con legañas purulentas, linfadenopatías de las mismas características que las de la hembra -con afectación bilateral axilar y poplítea- y onicogrifosis. En el ápice del rabo se halló un
granuloma, y úlceras en dedos de los 4 miembros. Las determinaciones hematológicas efectuadas en muestras correspondientes a la perra dieron como anomalía hiperuremia moderada. Fueron tratados con
cefalexina y prednisolona por vía general y en forma local con nitrofurazina y almohadillado. Ante la ausencia de respuesta a la terapia se procedió a la obtención de muestras para biopsia a partir de bordes ulcerativos y a realizar punción-aspiración ganglionar. Las biopsias no arrojaron resultado específico; el estudio citológico
de los extendidos realizados bajo la técnica de Giemsa con el material de punción, indicaron resultado compatible con linfadenitis crónica granulomatosa asociada a la presencia de Leishmania. La integración de
datos sustentó la solicitud de eutanasia, aplicada a ambos ejemplares. Se concluye que si bien ambos casos pueden categorizarse como paradigmáticos de la enfermedad, la misma no fue en principio tenida en cuenta
por considerarse entonces como exótica, y que ineludiblemente en la zona existen vectores que han posibilitado la transmisión de uno a otro animal. Dadas las implicancias para salud humana y animal, la
leishmaniasis debería integrarse a los diagnósticos diferenciales aún en zonas geográficas sin antecedentes, ya que no es inhabitual el desplazamiento de reservorios, el parásito ya no puede considerarse como exótico
y no puede descartarse la presencia de vectores.

– Acha, P., Szyfres, B. Zoonosis y Enfermedades transmisibles comunes al hombre y a los animales. Editado por O.M.S. 2º ed. Washington D.C. (U.S.A.), 1986, pp. 615 – 634
– Reithinger R. Cutaneous leishmaniasis. Lancet Infect Dis. Sep 2007; 7(9): 581-96.
– de Lima-Netto, Christina: “LEISHMANIASIS CANINA. Todo sobre la”.- ISBN: 9788430593613.- 1ra Edición,

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relacionada con los an

Ver más

Participaron del XVII Congreso Nacional de AVEACA

Zoetis Holliday Panacea Labyes DFV LIQ DIGIMED Mayors Alican Vetanco Brouwer Syntec Elanco MSD Paño Pet GV Gepsa Diagnotest Intermedica Medica Tec Gepsa Conrado Libros Honotio Chemovet

Sponsor

Eukanuba

Main Sponsor

Eukanuba