HEPATOZOONOSIS CANINA: EVALUACIÓN DE LA EFICACIA DE ALGUNAS DROGAS PARA SU TRATAMIENTO – Guendulain, C. et al

HEPATOZOONOSIS CANINA: EVALUACIÓN DE LA EFICACIA DE ALGUNAS DROGAS
PARA SU TRATAMIENTO
Guendulain, C*.; González, G.; Babini, S.; Caffaratti, M.; González, P.; Bessone, A.; Soler, E.
Facultad de Agronomía y Veterinaria, Universidad Nacional de Río Cuarto. Ruta 36 Km 601. Río
Cuarto. cguendulain@ayv.unrc.edu.ar.

XV CONGRESO NACIONAL DE AVEACA
Bs. As. 24 y 25 de Setiembre de 2015
Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina
P: 178

La hepatozoonosis canina es una enfermedad parasitaria, adquirida por la ingestión de garrapatas infectadas con protozoarios del género Hepatozoon (H). La droga más utilizada para su tratamiento es el dipropionato de imidocarb, aunque los resultados son variables, por lo que no existe hasta el momento un tratamiento eficaz para esta parasitosis.

Objetivo:

El objetivo de este trabajo fue evaluar una nueva alternativa terapéutica para la erradicación del H. spp. de la sangre de perros infectados.

Método:

Se trabajó con 26 perros infectados naturalmente, a los cuales se les realizó el diagnóstico mediante la observación al microscopio óptico, de gamontes dentro de los leucocitos en frotis de sangre teñidos con May Grumwald Giemsa. Se determinó el porcentaje de leucocitos parasitados mediante la observación de los mismos en 100 campos microscópicos a una magnificación de 1000x. Se confeccionaron al azar cuatro grupos de perros y se probaron tres drogas, dipropionato de imidocarb, toltrazuril y espiramicina. El dipropionato de imidocarb fue utilizado por ser considerado de elección por la comunidad científica para el tratamiento de esta parasitosis, el toltrazuril, porque es otra de las drogas más utilizadas en nuestro país, debido a que hay una formulación disponible para su uso en pequeños animales e indicada para esta parasitosis, y la espiramicina se eligió en base a una comunicación bibliográfica, donde se informa sobre resultados preliminares satisfactorios. Esta última está disponible en el mercado, es de fácil administración, no presenta efectos adversos, el costo no es excesivo y además
permanece por más tiempo dentro de los leucocitos que otras de su grupo. A todos los animales se les realizó hemograma previo al tratamiento, inmediatamente de finalizado el mismo y a los 30 días de comenzado el tratamiento.
-Grupo 1: tratados con dipropionato de imidocarb. A los 14 días del tratamiento se realizó un hemograma de control. A los perros que seguían infectados se les administró una segunda dosis. Se realizaron hasta 4 tratamientos en los casos necesarios.
-Grupo 2: tratados durante 7 días con toltrazuril. Se realizaron hemogramas de control al día 8 de tratamiento.
-Grupo 3: tratados durante 10 días con espiramicina. Se realizaron hemogramas de control al día 11 de tratamiento.
-Grupo control: sin tratamiento (posteriormente al ensayo se les hizo el tratamiento). Se realizó un análisis estadístico de los datos a efectos de comparar los tratamientos, para lo cual se intentó utilizar un test
ANOVA, cuyos resultados no fueron posibles de aceptar en virtud de que no existía homogeneidad de varianza (Levene p=0,05), por lo que se decidió recurrir a un test no paramétrico de Kruskal-Wallis. Para la matriz de datos y el análisis estadístico se utilizó como soporte técnico el software SPSS.

Resultados:

El test Kruskal-Wallis permitió observar que existe diferencia entre los resultados de los tratamientos con una significancia de p=0,05. A efectos de detectar cuáles eran las diferencias significativas entre los resultados de los tratamientos se compararon los grupos de a pares con el test no paramétrico de Mann-Whitney, encontrando una diferencia significativa entre el grupo control y el grupo tratado con dipropionato de imidocarb (p=0,009), por otra parte existe una diferencia interesante para tener en cuenta en futuros trabajos entre el grupo control y el grupo tratado con espiramicina (p=0,09). El test de Mann-Whitney realizado para el resto de los pares de grupos tratados no arrojó diferencias significativas.
Todos los tratamientos bajaron los promedios de infección. Por otra parte se ve que los grupos con tratamiento tienen valores similares después de realizados. El grupo control bajó debido, posiblemente, a que uno de los animales presentaba un valor extremadamente grande de parasitación elevando la media.
Conclusiones: En virtud de los resultados obtenidos con los tratamientos llevados a cabo con las diferentes drogas, se concluye que no existe diferencia significativa en cuanto a la eficacia de los mismos para la desaparición del parásito de la sangre. Las tres drogas son equivalentes en cuanto al resultado, pero a pesar de ésto, hay evidencias que indican que el dipropionato de imidocarb resulta ser más efectivo. Por otra parte se debería seguir estudiando el tratamiento con espiramicina, pues a pesar de que los resultados no son altamente significativos, hay indicios de que puede mejorar la significancia en sucesivos ensayos.

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relacionada con los an

Ver más

Participaron del XVI Congreso Nacional de AVEACA

MSD Elanco Merial Brouwer Boehringer Sieger DFV Difimed Labyes Panacea Gestor Holiday Zoetis Diagnotest Intermedica Jaulas HB Pañopet Mayors Medica Gepsa Vetonco Media Tec Conrado Amrra Chemovet Honotio Miñoz VonFranken Guzman Dixter

Main Sponsor

Eukanuba