CRITERIO DIAGNOSTICO DEL TRASTORNO COMPULSIVO CANINO (TCC) – Mentzel, et al.

CRITERIO DIAGNOSTICO DEL TRASTORNO COMPULSIVO CANINO (TCC)
Mentzel, R. E.*1, Snitcofsky, M.2 1Catedra de Etología, Facultad de Ciencias Veterinarias y Ambientales, UJAM, Mendoza. 2Área de Bioestadística, Escuela de Veterinaria, USAL, Pilar. <rementzel@yahoo.com.ar>

XIV CONGRESO NACIONAL DE AVEACA – XI CONGRESO FIAVAC Bs. As. 11 y 12 de Setiembre de 2014 Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina
P:100

El trastorno compulsivo en caninos (TCC) se caracteriza por conductas anormales repetitivas y persistentes, relativamente invariables y sin beneficio para el individuo, como el lamido de miembros, persecución de la cola, ladrido excesivo, circulación estereotipada, lamido de superficies, masticación destructiva, rascado y excavado. Si bien parecen tener un objetivo, éste se encuentra fuera de contexto e interfieren con el comportamiento normal. Aunque derivan de pautas de conductas normales, son excesivas en duración, frecuencia e intensidad. Como el diagnóstico es exclusivamente clínico, se propone un criterio para su identificación, generado a partir de los resultados obtenidos en la presente investigación. De esta forma se podrá confirmar el diagnóstico del trastorno en forma objetiva, diferenciarlo de otras patologías, y evaluar la presencia de comorbilidades.

Para ello se realizó un estudio multicéntrico en las ciudades de Mendoza y de Buenos Aires, donde se identificaron y se seleccionaron los perros atendidos con problemas de comportamientos compulsivos. A todos los pacientes se los sometió a un examen físico, y en algunos se aplicaron métodos complementarios, con la finalidad de descartar cualquier enfermedad orgánica de base que pudiera participar en la expresión de los signos. Posteriormente se realizó un examen comportamental a través de la observación sistemática no participante de los investigadores y de la información brindada por los propietarios en una entrevista estructurada. Los instrumentos de registro de las variables fueron formularios con incisos para las observaciones y con preguntas abiertas para las entrevistas.

Para establecer el criterio diagnóstico del trastorno compulsivo se tomaron aquellas categorías de las variables evaluadas cuyas frecuencias relativas superaron el 50%, y que presentaron diferencias significativas con las otras categorías (a través de pruebas para datos categóricos: Bondad de Ajuste Multinomial de Chi-cuadrado o comparación de proporciones, según corresponda).

Se evaluaron, según los criterios de inclusión y exclusión presentados en comunicaciones anteriores, 37 caninos mestizos y de varias razas, machos enteros y hembras enteras u ovariectomizadas, con edades comprendidas entre 8 meses y 10 años, obteniéndose los siguientes resultados en relación al número de animales para cada variable y categoría: Duración del evento: menor a 1 minuto en 3 animales, menor a 1 hora en 24 animales, mayor a 1 hora en 10 animales. Frecuencia de presentación del evento: varios por minuto en 8 animales, varios por día en 27 animales y varios por semana en 2 animales. Intensidad del evento según la relación entre duración y frecuencia (presentada en comunicaciones anteriores): baja en 3 animales, media en 22 animales y alta en 9 animales. Tiempo de evolución hasta la primera consulta: 1 o más meses en 36 de los 37 animales, siendo el valor mínimo de 3 semanas y el máximo de 6 años. Interrupción del evento (con un estímulo externo): fácil en 10 animales y difícil en 27 animales. Interferencia de la compulsión con la expresión de otros patrones de comportamiento normal (como juego, ejercicio, paseo, atención, obediencia y exploración): en 25 animales de los 37. A partir de los datos anteriores se definió el siguiente criterio diagnóstico del TCC: Presentación de conductas repetitivas que por lo menos duren varios minutos (p = 0,0001), se repitan varias veces por día (p = 0,0000), presenten una intensidad media (p = 0,0004), sean difíciles de interrumpir (p = 0,0000), interfieran con la expresión de otras conductas normales de la especie (p = 0,0029), y que tengan una evolución de al menos un mes, dado que el 97,3 % de los animales presentaron 1 o más meses de duración del problema.

Se propone entonces considerar específicamente estos signos y sus valores mínimos, como parámetros clínicos imprescindibles para establecer el criterio de diagnóstico para el trastorno compulsivo canino (TCC). Debido que hasta el momento no existen parámetros bioquímicos o de imágenes que permitan confirmar las sospechas sobre trastornos de comportamiento, tanto en animales como en seres humanos, este tipo de recursos se presentan como fundamentales.

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relac

Ver más

Participaron del XVII Congreso Nacional de AVEACA

Zoetis Holliday Panacea Labyes DFV LIQ DIGIMED Mayors Alican Vetanco Brouwer Syntec Elanco MSD Paño Pet GV Gepsa Diagnotest Intermedica Medica Tec Gepsa Chemovet Honotio Conrado Libros

Sponsor

Eukanuba

Main Sponsor

Eukanuba