AVANCES EN EL DIAGNÓSTICO DE NEOSPOROSIS Y TOXOPLASMOSIS EN CANINOS Dra. Maria Cecilia Venturini

AVANCES EN EL DIAGNÓSTICO DE NEOSPOROSIS Y TOXOPLASMOSIS EN CANINOS - Dra. Maria Cecilia Venturini 
Laboratorio de Inmunoparasitología, FCV-UNLP 
<cventuri@fcv.unlp.edu.ar>
IX CONGRESO NACIONAL DE AVEACA y VI JORNADAS INTERNACIONALES DE AAMeFe - Bs. As., 1 y 2 de Octubre de 2009 
Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina - Asociación Argentina de Medicina Felina
Toxoplasma gondii y Neospora caninum son protozoos que producen desórdenes neurológicos en caninos. 
Las formas infectantes de estos parásitos, que son morfológicamente muy parecidos, son los taquizoítos, los bradizoítos presentes en los quistes tisulares y los esporozoítos ubicados en el 
interior de los ooquistes. Los hospedadores definitivos de N.caninum son los perros y coyotes. Los hospedadores definitivos de T.gondii son los gatos y otros félidos, siendo los perros 
hospedadores intermediarios, que como otros animales y el hombre, se infectan por la ingestión de carne cruda o mal cocida o a través de la ingestión de ooquistes, eliminados en la materia 
fecal de los hospedadores definitivos, que permanecen en el medio ambiente durante períodos mayores a un año. 
En el perro la infección por T.gondii puede manifestarse con signos clínicos respiratorios o neuromusculares. 
Estos deben diferenciarse de los producidos por N. caninum, que durante mucho tiempo se confundió con T.gondii. La neosporosis afecta a perros jóvenes y adultos. En los jóvenes predominan 
los signos nerviosos y musculares, caracterizados por parálisis ascendente y paresia. Si bien N.caninum produce abortos en bovinos, no se observa esta presentación en perros, aunque los 
cachorros pueden infectarse durante la preсez. La prevalencia serológica para ambos protozoos en perros, varía de acuerdo a su origen, edad y el tipo de alimentación que reciben. En un 
estudio realizado con sueros de perros de áreas urbanas, con signos neurológicos (paresia o parálisis del tren posterior, convulsiones, tetraplegia, ataxia y uveítis) remitidos al 
Laboratorio de Inmunoparasitología, FCV, UNLP, para el diagnóstico de neosporosis/ toxoplasmosis (realizados en forma paralela como diagnóstico diferencial), en un período de 10 años, la 
detección de anticuerpos para toxoplasmosis y neosporosis en sueros de perros con signos clínicos compatibles fue del 30,3% (303/1001) y 25,6% (256/1001) respectivamente. El número de 
animales seropositivos con signos clínicos aumentó de acuerdo a la edad. La seroprevalencia de ambas enfermedades fue significativamente menor en los perros de hasta 12 meses, lo que 
indicaría la importancia de la transmisión horizontal de estos parásitos. Mientras que la mayor proporción de los títulos para toxoplasmosis se ubicó en las diluciones menores, para 
neosporosis se observó entre las diluciones mayores. De acuerdo a ese estudio, se podría considerar que los animales menores de 12 meses, si se infectan, manifiestan signos de neosporosis 
acompañados de títulos serológicos mayores que los que se observan en toxoplasmosis. Por otra parte, es posible, que los títulos para toxoplasmosis, generalmente más bajos, se relacionen coninfecciones crónicas y no necesariamente con los signos clínicos. 
Para el diagnóstico de ambas enfermedades se pueden utilizar diferentes pruebas basadas en la detección de anticuerpos. La más utilizada en nuestro medio es la prueba de inmunofluorescencia indirecta utilizando inmunoglobulinas anti IgG anti especie (anti perro) marcadas con isotiocianato de fluoresceнna. Se recomienda la realización de la prueba y la repetición con muestras 
pareadas con intervalo de al menos tres semanas, para determinar seroconversión. En neosporosis los altos títulos de anticuerpos pueden relacionarse con la presencia de signos clínicos, 
aunque este hallazgo no es constante, ya que animales con títulos bajos han demostrado lesiones histopatológicas. El diagnóstico diferencial entre estos protozoos en tejidos o biopsias puederealizarse utilizando inmunohistoquímica o técnicas moleculares. Es posible identificar ooquistes de N.caninum en materia fecal de perros, sin embargo, estos son muy pequeсos y la 
frecuencia de eliminación es baja. 
Se ha observado la remisión de los signos clínicos en animales tratados con las drogas de elección en una etapa temprana.

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relac

Ver más

Participaron del XVII Congreso Nacional de AVEACA

Zoetis Holliday Panacea Labyes DFV LIQ DIGIMED Mayors Alican Vetanco Brouwer Syntec Elanco MSD Paño Pet GV Gepsa Diagnotest Intermedica Medica Tec Gepsa Chemovet Honotio Conrado Libros

Sponsor

Eukanuba

Main Sponsor

Eukanuba