ATENCIÓN PRIMARIA DE LAS FRACTURAS DE LOS MIEMBROS EN GATOS

ATENCIÓN PRIMARIA DE LAS FRACTURAS DE LOS MIEMBROS
Francisco Javier Corral, Veterinario
Docente del Área de Cirugía, FCV-UBA
<drjcorral@gmail.com>

Presentado en: IX CONGRESO NACIONAL DE AVEACA y VI JORNADAS INTERNACIONALES DE AAMeFe Bs. As., 1 y 2 de Octubre de 2009 Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina -Asociación Argentina de Medicina Felina

Las injurias músculo- esqueléticas son generalmente productos de traumas diversos, tales como accidentes automovilísticos, caída de altura o mordeduras y generalmente están asociadas a lesiones de órganos
internos que pueden comprometer la vida de nuestro paciente.
Aproximadamente el 40% de los pacientes con fracturas de miembros presentan daño torácico o abdominal.
Es importante concentrarse en el paciente como una unidad antes de evaluar una fractura aunque ésta resulte llamativa, ya que es muy probable que existan otras lesiones menos evidentes y más graves para la
vida del mismo.
La evaluación inicial del paciente traumatizado se basa en una rápida valoración de las funciones respiratorias y cardiovasculares. Se da prioridad a la evaluación sistemática del llamado ABCD triage.
Es necesario chequear la permeabilidad de la vía aérea (A) observando la cavidad oral y faringe buscando signos de obstrucción por coágulos o material extraño.
También se debe evaluar la función respiratoria o ventilatoria (B) mediante la observación directa de los movimientos respiratorios , auscultación y percusión. En caso de dudas en animales con dificultad
respiratoria realizaremos una toracocentesis en busca de un neumo o hemotórax.
La función circulatoria (C) es evaluada controlando si existe choque cardíaco, tomando el pulso, frecuencia cardíaca, color de mucosas y tiempo de llenado capilar. Se debe colocar un catéter endovenoso del mayor
calibre posible y comenzar con una infusión de cristaloides, también evaluar según la respuesta obtenida, la infusión de coloides y/o sangre entera o hemoderivados.
Una vez estabilizado el animal realizamos una segunda exploración para reevaluar y tratar daños adicionales (D).
Se deben registrar los signos vitales a fin de obtener datos basales y poder evaluar la respuesta al tratamiento. También tomar muestras de sangre y orina para un análisis básico inicial.
La medicación analgésica es provista lo antes posible, así como también los antibióticos de amplio espectro deben administrarse dentro de las primeras horas de tratamiento.
Si existen hemorragias o fracturas abiertas se debe, durante el tratamiento inicial, realizar compresión con un apósito estéril en la herida.
Una vez que el paciente está estabilizado se procede a realizar un examen ortopédico y neurológico completo.

Al evaluar las injurias músculo esqueléticas es importante no solo evaluar la fractura sino también los daños a tejidos blandos asociados.
La extensión de daño a los tejidos blandos, el daño a estructuras neurológicas y vasculares asociadas y la profundidad y extensión de heridas son muy importantes para el pronóstico de ese miembro e influyen el
tratamiento definitivo del mismo.
El status neurológico y vascular del miembro afectado deben ser evaluados íntegramente, es importante la sensibilidad y movilidad voluntaria, también el pulso periférico y temperatura del mismo.
En toda fractura abierta, una vez que el paciente pueda ser anestesiado, debemos realizar el tratamiento de la herida. Éste se basa en un rasurado de la zona, lavado de la misma, debridamiento quirúrgico y toma de
muestra para cultivo. A fin de evitar una mayor contaminación debemos realizar una preparación quirúrgica del campo operatorio y utilizar una técnica aséptica.
Al finalizar el debridamiento se aplica un apósito estéril seco y si es posible se realiza un vendaje para inmovilizar la fractura.
Las fracturas distales al codo y la rodilla son inmovilizadas con un vendaje de Robert-Jones, éste es muy importante ya que disminuye considerablemente el dolor y evita lesiones adicionales de tejidos blandos. En
las fracturas abiertas deben ser cambiados cada 24 horas para el tratamiento y control de la herida.
En las fracturas proximales al codo o rodilla es importante que el animal esté confinado asegurando su reposo o realizar manejos avanzados mediante fijación temporaria con tutores externos.
Para poder resolver la fractura quirúrgicamente debemos contar con estudios preoperatorios, éstos incluyen radiografías de tórax, análisis de sangre y orina, ecografía y/o rx abdominal según el caso y ECG.
También debemos contar con radiografías de él o los miembros fracturados, mínimamente debemos realizar 2 incidencias ortogonales del miembro afectado. A veces se necesitan incidencias adicionales o radiografías del miembro contralateral sano para planificar la cirugía.
Finalmente la comunicación con el propietario es esencial. La decisión de operar y la elección del procedimiento con sus ventajas, desventajas y riegos deben ser discutidas con el propietario antes de
ingresar al quirófano.

Referencias
-Johonson,A.; Houlton, J. “AO Principles of Fracture Management in the Dog and Cat” 2005. Thieme.
– Slatter,D. “Textbook of Small Animal Surgery” 3° Edición, 2003. Saunders

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relac

Ver más

Participaron del XVII Congreso Nacional de AVEACA

Zoetis Holliday Panacea Labyes DFV LIQ DIGIMED Mayors Alican Vetanco Brouwer Syntec Elanco MSD Paño Pet GV Gepsa Diagnotest Intermedica Medica Tec Gepsa Chemovet Honotio Conrado Libros

Sponsor

Eukanuba

Main Sponsor

Eukanuba