Casos Clínicos

ALTERACIONES INMUNES Y COMPORTAMENTALES COMÓRBIDAS EN CANINOS: REPORTE DE UN CASO – Snitcofsky, M, et al.

ALTERACIONES INMUNES Y COMPORTAMENTALES COMÓRBIDAS EN CANINOS: REPORTE DE UN CASO
Snitcofsky, M.*1,2; Perez Bay L.1; Mentzel, R. E.1,2 1Práctica privada, CABA; 2Escuela de Veterinaria, Universidad del Salvador, Campus Pilar, Pcia. de Buenos Aires. marina.snitcofsky@usal.edu.ar

XIV CONGRESO NACIONAL DE AVEACA – XI CONGRESO FIAVAC Bs. As. 11 y 12 de Setiembre de 2014 Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina
P:99

Como toda enfermedad, los trastornos de comportamiento producen falta de bienestar, lo cual a su vez puede provocar, predisponer o intensificar otras condiciones patológicas orgánicas, cuya aparición y curso está in?uenciado y regulado por los sistemas de control del organismo: etológico (cognitivo y motivacional), neurológico, endócrino e inmune.

El objetivo del presente caso es demostrar la importancia de realizar un abordaje integral de las alteraciones orgánicas y comportamentales asociadas, a partir de sus correspondientes signos clínicos, para lograr mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes y sus propietarios. Se presenta a consulta un canino, Cocker Spaniel overo, hembra ovariectomizada, de 4 años de edad con rascado intenso de oídos, mentón, hocico, flancos y grupa. El examen etológico permitió identificar ciertas conductas problemáticas como vocalización excesiva (ladrido territorial y social), agresión jerárquica, irritativa, protectiva y territorial, acicalamiento excesivo (lamido y mordisqueo) de los 4 miembros e hipervigilancia.

Como otros datos anamnésicos históricos se mencionan petequias y epistaxis con trombocitopenia (10.000 plaq/mm3), tratada con prednisolona 2 mg/kg/24hs PO durante 2 meses con evolución favorable. Se realiza la medición de la relación cortisol/creatinina urinaria, como parámetro indicador de estrés, que arroja un valor elevado (18,3×10-6, V.N hasta 10 x10-6), la medición de plaquetas con una trombocitopenia de 56.000 plaq/mm3 y el cultivo ótico (polimicrobiano con contaminación de levaduras). En base al examen clínico (anamnesis, examen físico y comportamental) y los datos de laboratorio, se establecieron los siguientes diagnósticos presuntivos: Sociopatía estadío I (reaccional), trombocitopenia autoinmune, otitis bilateral de base alérgica contaminada, dermatitis atópica. El tratamiento incluyó fluoxetina (ISRS con acción antiagresiva y antimpulsiva) 1 mg/kg/24hs PO, regresión social dirigida y habituación al uso de bozal. Ante la reincidencia de episodios de agresión y alteraciones del humor, se aumenta la fluoxetina a 1,33 mg/kg/24hs PO, se agrega carbamazepina (timorregulador tricíclico) 13,33 mg/kg/12hs PO, y se indica juego estructurado, contracondicionamiento y enriquecimiento ambiental. En sucesivos controles se refieren episodios intermitentes de temblores, regurgitación, vómitos y diarreas mucosas con hematoquecia, relacionados con situaciones de excitación, tensión o frustración, que no ceden al cambio de dieta o gastroprotectores.

Se realiza una ecografía abdominal que no aporta datos y se repiten sucesivos hemogramas que muestran cambios erráticos del recuento plaquetario (trombocitopenia y trombocitemia con macroplaquetas y acúmulos plaquetarios), sin signos clínicos relacionados. Se cambia la fluoxetina por clomipramina (antidepresivo tricíclico con acción ansiolítica, no sedativo) 2,5 mg/kg/24hs PO y continúa con carbamazepina. A la terapia comportamental se agrega paseos en grupo y desensibilización a situaciones de excitación (salida a terraza, llegada de visitas). Cuatro meses después de esta modificación terapéutica no se han presentado nuevos episodios de agresión, vómitos, regurgitaciones o diarrea. También disminuyó la intensidad y frecuencia del lamido de miembros y rascado de cuerpo y cara, y los temblores sólo se presentan ante situaciones de máxima excitación. El recuento plaquetario se ha normalizado. Los individuos que enfrentan situaciones de conflicto o frustración crónica, tienen una mayor predisposición a padecer enfermedades inmunológicas, como atopía, alergia alimentaria, autoinmunidad o enfermedad intestinal inflamatoria, dada la íntima interrelación entre los mediadores químicos de los sistemas nervioso (neurotransmisores) e inmune (citoquinas). Por lo tanto es de vital importancia tener en cuenta las alteraciones de comportamiento comórbidas a la hora diagnosticar, pronosticar y tratar a nuestros pacientes.

Financiamiento: Instituto de Investigación, Escuela de Veterinaria, Universidad del Salvador, proyecto “Eto-neuro-inmuno-endocrinología de los trastornos de ansiedad en caninos y felinos”, 2014-2016.

Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relacionada con los an

Ver más

Participaron del XVII Congreso Nacional de AVEACA

Zoetis Holliday Panacea Labyes DFV LIQ DIGIMED Mayors Alican Vetanco Brouwer Syntec Elanco MSD Paño Pet GV Gepsa Diagnotest Intermedica Medica Tec Gepsa Conrado Libros Honotio Chemovet

Sponsor

Eukanuba

Main Sponsor

Eukanuba