ACTUALIZACION EN EL DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO DE LA DERMATITIS ATOPICA M.V. Guillermo C. Broglia

ACTUALIZACION EN EL DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO DE LA DERMATITIS ATOPICA 
M.V. Guillermo C. Broglia 
Hospital Escuela, FCV-UNLP 
<gbroglia@fcv.unlp.edu.ar>
PRECONGRESO DERMATOLOGÍA 
IX CONGRESO NACIONAL DE LA ASOCIACIÓN DE VETERINARIOS ESPECIALIZADOS EN ANIMALES DE COMPAÑIA DE ARGENTINA (A V E A C A)
30 de Septiembre de 2009 - Buenos Aires √ Argentina
Introducción: 
La dermatitis atópica canina (DAC) es una enfermedad crónica y recurrente de la piel, que se produce como consecuencia de la predisposición genética del paciente a desarrollar una reacción 
de hipersensibilidad tipo I (generalmente involucrando IgE) hacia uno o varios alergenos ambientales que son inocuos en perros sanos. 
El sistema inmunolÓgico tiene entre sus funciones, reconocer lo propio y responder ante lo extraño y en condiciones normales, esto representa un mecanismo protector contra los agentes 
microbianos y ambientales. En los pacientes atópicos lo que se observa es una reacción anormal y exagerada del sistema inmunológico que deriva en el desarrollo de toda la signología clínica clásica de la dermatitis atópica. 

Inmunología de la dermatitis atópica 
Las células que parecen tener mayor importancia en la fisiopatología del proceso son las células de Langerhans y las células dendríticas de la dermis (responsables del procesamiento y 
presentación del antígeno), los linfocitos B (productores de los anticuerpos reagínicos), los linfocitos Th específicos de alérgeno (producen citocinas para la activación de los linfocitos 
B y otras células de la inflamación) y los mastocitos (productores de mediadores de la inflamación). 

Vías de ingreso de alergenos: 
Durante muchos años se sostuvo que las vías de ingreso de alergenos más importantes eran la respiratoria y la digestiva, pero de acuerdo a estudios realizados en los últimos años podemos 
afirmar que en los caninos la vía percutánea en realidad representa la principal ruta de acceso de alergenos al organismo, seguida en orden de importancia por la vía digestiva y en un 
segundo plano por la vía respiratoria. 

Características clínicas 
El signo clínico principal de la DAC es el prurito. En los perros con dermatitis atópica es difícil visualizar lesiones primarias, en algunos se puede observar eritema. Las lesiones 
secundarias, producidas por trauma auto inducido como consecuencia del lamido, mordisqueo y/o rascado son: alopecia, hiperpigmentación, hiperqueratosis y liquenificación. 
El dermograma de los caninos atópicos abarca áreas de piel fina con poca densidad de pelos como: 
región periocular, peribucal, espacios interdigitales de manos y patas, abdomen ventral, ingles, regiones mediales de muslos, axilas, superficie flexora de carpos y extensora de tarsos, 
cara medial de orejas y conductos auditivos externos. Cuando están afectadas las caras internas de orejas y los conductos auditivos externos, la otitis externa es una complicación común. 
También son frecuentes entre las complicaciones el sobrecrecimiento de bacterias y levaduras. 
No se observa predilección sexual pero si una fuerte predilección racial. La dermatitis atópica es una enfermedad heredable, cuya forma de transmisión es aparentemente dominante. Las razas más predispuestas son: Pastor Aleman, Golden y Labrador Retrievers, West Highland White Terrier, Scottish Terriers, Fox Terriers, Beagle, Schnauzers mini, Setter, Shar pei, Dalmatas, Cocker 
Spaniel, Boxers y Bulldogs. 
El inicio de la signología clínica en la mayorМa de los pacientes se presenta entre los 6 meses y 3 años de edad. Es raro que los signos clínicos se observen antes de los 3 meses o luego 
de los 7 años. 
Inicialmente pueden ser estacionales con mayor incidencia en primavera - verano para luego transformarse en anuales en los casos graves. 

Diagnóstico 
El diagnóstico de la DAC es clínico y se basa en los antecedentes del paciente, signología clínica característica y en la exclusión de otras enfermedades. 
Determinar el verdadero origen del prurito representa un desafío muy importante para el clínico, ya que generalmente existen un número importante de complicaciones como sobrecrecimiento de 
bacterias y levaduras, otitis, conjuntivitis, etc., que sobredimensionan los signos clínicos originales, interfieren en la determinación del verdadero origen del cuadro y dificultan la 
selección del tratamiento más adecuado para el manejo de este tipo de pacientes. 
Por lo expuesto anteriormente es fundamental para el clínico lograr el compromiso personal del propietario, de la misma forma que el apoyo económico para poder desarrollar un plan de 
diagnóstico ordenado y minucioso que nos permita elegir luego el protocolo terapéutico más apropiado para cada caso. 

Tratamiento 
La DAC es una enfermedad controlable pero no curable, por lo tanto va a requerir un tratamiento de por vida. 
La selección de las medidas terapéuticas adecuadas para cada caso va a depender de varios factores como ser: a qué es alérgico el paciente, de su aptitud física y fundamentalmente también del grado de compromiso del propietario para asumir una terapia a largo plazo. 
Entre las alternativas terapéuticas con las que contamos en la actualidad podemos citar: 
1. Evitar / minimizar el contacto con alergenos: a partir de la detección de cuáles son los alergenos responsables del cuadro. Es una situación ideal pero en la mayoría de los casos 
difícil de lograr. Los baños frecuentes con champúes hidratantes y antisépticos suaves como así también el control sobre otras fuentes alergénicas como pulgas y dieta en muchos casos pueden ser de utilidad. 
2. Inmunoterapia específica de alergenos: a partir de test intradérmicos o test serológicos. Es una alternativa terapéutica útil para aquellos pacientes refractarios a los tratamientos 
tradicionales o en los casos en los que se quieren evitar los posibles efectos secundarios de los mismos. Se observan buenos resultados entre un 50 y 60 % de los pacientes tratados de esta 
forma. 
3. Antiinflamatorios/Antipruriginosos: sin lugar a dudas la prednisolona o la prednisona son las drogas más utilizadas y efectivas para el tratamiento de la DAC en todo el mundo. Su 
utilización a largo plazo puede acarrear consecuencias importantes para el paciente por lo que de ser necesario se deben utilizar a días alternos y a la menor dosis posible. No se aconseja 
la utilización de corticoides de depósito para tratamientos prolongados. 
Los antihistamínicos (anti H1) son efectivos en aproximadamente un 20% de los pacientes y en algunos casos se observa un cierto efecto sinérgico combinados con ácidos grasos. 
La ciclosporina por váa oral puede ser una buena alternativa para el manejo de pacientes refractarios a otros tratamientos. Resulta tan efectiva como la prednisolona. A la dosis de 
5mg/kg/día los efectos colaterales son raros. Su costo es elevado para el tratamiento de razas grandes. 
Para lesiones de poca extensión se pueden utilizar cremas o ungüentos en base a corticoides. 
4. Antimicrobianos: con el objetivo de controlar el sobrecrecimiento de bacterias y levaduras. Los Estafilococos colonizan la piel atópica fácilmente, y sus productos aumentan la 
inflamación por diversos mecanismos. De igual manera, la colonización de la piel por Malassezia pachydermatis podría contribuir a acrecentar los signos clínicos de la dermatitis atópica.


Los comentarios estan cerrados

¿Quiénes Somos?

Somos una asociación sin fines de lucro que nuclea a los médicos veterinarios especializados en animales de compañía de Argentina.

Entre nuestros objetivos se encuentran:

Proveer y estimular el desarrollo de la especialidad en animales de compañía en todo el país.

Recolectar, divulgar y generar información científica, nacional e internacional, relac

Ver más

Participaron del XVII Congreso Nacional de AVEACA

Zoetis Holliday Panacea Labyes DFV LIQ DIGIMED Mayors Alican Vetanco Brouwer Syntec Elanco MSD Paño Pet GV Gepsa Diagnotest Intermedica Medica Tec Gepsa Chemovet Honotio Conrado Libros

Sponsor

Eukanuba

Main Sponsor

Eukanuba